El fin de semana largo pasado de Octubre estuvimos en Mendoza y nos hospedamos en un hotel de la cadena Starwood llamado Auberge du Vin, preteneciente a la linea Tribute Portfolio.

El mismo se encuentra localizado en el Valle de Uco en Tupungato en una zona de viñedos y muy cercano a la cordillera. Lo reservé a través del sitio Booking.com por U$159 dolares la noche (bastante bien para un 5 estrellas en fin de semana largo) y como siempre hago cuando busco hoteles, revisé los comentarios de otros viajeros en la página de Tripadvisor y los mismos eran excelentes.

Uno de los motivos que movió a elegir este hotel fue en principio que estuviese en la zona de viñedos y en las afueras de la ciudad de Mendoza. Queríamos descansar y relajarnos alejados de la vorágine de cualquier ciudad sin contar que nuestro segundo objetivo era recorrer viñedos y para nosotros estar cerca de los mismos fue fundamental. El segundo motivo por el cual lo elegimos fue que en las habitaciones habia una mini cocina equipada para poder cenar en la habitación si asi lo precisábamos.

Nos hospedamos 3 noches en total y la tarifa tenia el desayuno continental incluido y Wifi gratis. Llegamos el dia sabado a eso de las 11:30 de la mañana al hotel, y si bien llegar fue bastante fácil, hay que decir que para poder ingresar al hotel hay que transitar los ultimos 3kms por un camino de ripio que puede ser bastante difícil si se llega durante de la noche.

Cuando llegamos nos informaron que el check in era a las 14hs y que nuestra habitación aún no estaba lista pero que podiamos esperar unos minutos en el lobby a que terminaran de preparar una habitación para nosotros que ya se habia desocupado una temprano.

Asi lo hicimos, mientras tomaba algunas fotos y las subia a mi cuenta de Instagram con el wifi del hotel ya que no teniamos señal de celular con ninguno de los dos teléfonos.

Esto era lo que se veia desde la puerta del hotel. Viñedos propios y una postal espectacular.

El lobby

El bar

La piscina

El Gimnasio

Luego de una hora de espera nos entregaron la llave de la habitación, la misma se encontraba en la Planta Baja cruzando la zona de patios y piscina.

Cuando ingresamos a la misma notamos que su tamaño era enorme y su vista increíble.

La cama era una King Size hiper confortable y con dos tipos de almohadas.

La habitación contaba con TV LED con DirecTV aunque no habia muchos canales disponibles. Pocos enchufes también fue algo que noté a la hora de querer cargar los dispositivos electrónicos.

Esta era la zona de la mina cocina en la habitación.

Y estos eran todos los utensilios de cocina que tenia.

Habia también un pequeño escritorio con silla y un placard con caja de seguridad.

El baño muy grande, con la ducha por un lado y el toilette por otro.

Obvio que habia todos los amenities de baño como siempre e incluso unas batas preciosas y muy cómodas.

En cuanto al desayuno he decir que era muy variado aunque era servido a la carta pidiendolo al mozo. Se podia comer y beber todo lo que se quisiese de esa carta que incluido huevos preparados de la forma en que uno gustase (revueltos, poche, omelette, con jamon, queso, tomate), habia croissant y scons, plato de frutas, yogurt casero con granola que estaba espectacular, o bien tostadas con queso crema y una mermelada casera de naranja que estaba de re chuparse los dedos. Para beber las tipicas infusiones y jugos.

La última noche decidimos cenar en el restaurante del hotel que era bastante bueno y se podia optar por un plato a la carta o bien por un menú degustación maridado con vinos. Nosotros optamos por platos a la carta, un salmón con un risotto al azafrán y un cordero con unos ñoquis de queso. Los platos rondaban los AR$200 y AR$300.

En lineas generales un excelente hotel, con una muy buena calidad de servicio. La única critica que tengo para hacer es que ninguno de los 3 dias que estuvimos hospedados el wifi funcionó correctamente. Directamente no tuvimos conexión en ningún momento, que sumado al hecho de no tener señal de celular empeoraba más las cosas sobre todo para quien necesitaba trabajar o conectarse para hacer algo puntual. Por el resto de los servicios y atención fue impecable.

Una buena opción para hospedarse en Mendoza a todo lujo.

XOXO,

Emilia