Si hay algo por lo que se nos conoce a los porteños es por tener la mayor cantidad de librerías por habitante del mundo. Se calcula que hay 25 locales cada 100 mil habitantes. Dicho esto y como buena porteña no puedo dejar de reconfortarme con la idea de entrar a una librería cuando estoy lejos de casa. A veces (bueno a quien voy a engañar… la mayoría de las veces) vuelvo con un libro dentro de la valija, y otras entro simplemente para curiosear.

Entrar a una librería y olfatear ese olor a libro nuevo, investigar cuales son los best sellers locales, y por supuesto a veces también para admirar la construcción y decoración del local.

Una vez escuchando una entrevista radial a Miguel Sal, un argentino que para quienes no lo conocen fue un reconocido especialista en comunicación que se dedicaba particularmente a diseñar el branding de librerias  tales como Waterstones, La Feltrinelli, La Central y Barnes & Noble, comentó que las librerías eran lugares que iban a tender a desaparecer en un futuro cercano. Escucharlo decir esto me partió el corazón. Pero luego añadió que las librerías debían re inventarse a si mismas para sobrevivir, y que él las veía como las plazas del futuro, aquel lugar de encuentro para familias y amigos, en donde pudiera tomarse un café o comer algo rodeados de libros. Obvio, Miguel era un visionario.

Entonces, pensando en esto, me pregunté ¿Porque las librerías no pueden ser el nuevo atractivo turístico de cualquier ciudad? ¿Porque no están en las guías turísticas enumeradas como un lugar más a ser visitado?

Si las guias no lo muestran, entonces mostremoslo en el blog!

Aqui un listado de las 11 librerías más lindas del mundo, entre las que se encuentran: la primera del mundo inaugurada en Londres en 1912 en estilo Eduardiano, una que inspiró a J.K. Rowling para algunas escenas de Harry Potter, una situada dentro de una antigua catedral gótica, una hecha bar-cafetería-restaurant en la que se come entre estanterías, otra con más de 50mil titulos en inglés y chino, una montada dentro de un estacionamiento subterráneo bajo un estadio, y por supuesto la muy porteña dentro de un antiguo teatro.

720
10 Corso Como, Milan, Italia
1100
The Last Bookstore, Los Angeles, USA
1760
Selexyz Bookstore, Maastricht, Holanda
1772
Livraria da Vila, Sao Paulo, Brasil
2060
Bookworm Bookshop, Beijing, China
2806
Poplar Kid’s Republic Bookshop, Beijing, China
3507
The Librairie Avant-Garde Bookstore, Nanjing, China
3513
Daunt Bookshop, Londres, Inglaterra
3536-1
Livraria Lello & Irmão, Porto, Portugal
3819
Cook & Book Bookshop, Bruselas, Belgica
6144
Liberia El Ateneo, Buenos Aires, Argentina

 Si están de paso por algunas de estas ciudades, no dejen de entrar… y obvio porque no, llevarse un libro.

XOXO,

Emilia