En el 2015 estuvimos pro primera vez visitando Londres y en aquella oportunidad hicimos una de las atracciones más populares de la ciudad: La Torre de Londres.

Famosa por su historia, es uno de los lugares más antiguos de la ciudad en donde originalmente vivieron los primeros reyes de Inglaterra para luego ser transforamada en fuerte y en una prisión de máxima seguridad adonde se acostumbraban encarcelar a miembros destacados de la vida politica y social del pais.

Fue el lugar donde estuvieron encerrados personajes como los hijos del Rey Eduardo, Ana Bolena su hija la entonces princesa Isabel, y la Reina Maria de Escocia.

Llegamos temprano por la mañana, ya que sabiamos del hecho de que habia grandes filas tanto como para comprar los tickets como para ingresar, pero por suerte teniamos la tarjeta de London Pass lo que nos permitia ahorrarnos bastante las filas.

Tuvimos que pasar antes por la boleteria para pasar nuestra London Pass y que nos dieran los tickets para el ingreso. Luego una vez que ingresamos, pasamos a retirar la audioguia que venia con la entrada y comenzamos con el recorrido por los exteriores.

La audioguia nos iba explicando que era cada edificio, su historia y como habian sido construidos. Una de las cosas que más me llamaron la atención fue la famosa compuerta de la fosa que llevó a Ana Bolena y otro tantos prisioneros hacia la Torre a través del Tamesis.

Luego pasamos a visitar la parte de adentro en donde estaban la antigua residencia de los primeros reyes de Inglaterra.

Habia algunas habitaciones espectaculares en donde lo que más me impresionó fue ver partes de la antigua construcción de siglos atrás.a

Y claro también habia algunas ventanas con poca vista 😛

Y algunos vitrales.

Luego pasamos al Museo de armas y amaduras desde los origines del reino hasta la actualidad. Por lejos uno de los más grandes que ya he visto.

Luego de alli, aprovechamos para almorzar dentro del restaurante del lugar. Habia todo tipo de comidas para elegir al estilo tenedor libre y los precios no eran baratos pero tampoco eran exhorbitantes.

Acabado el almuerzo decidimos pasar por el último lugar que nos faltaba recorrer. La sala de las joyas de la corona. Lamentablemente por cuestiones de seguridad no nos dejaba hacer fotos o videos, lo cual es entendible. Fue muy impresionante ver todas las tiaras, bastones, orbes y coronas que han permanecido con la Familia Real y los diferentes Reyes de Inglaterra. Nunca vi tantas piedras preciosas juntas en mi vida. Todo claro, altamente custodiado.

Luego de todo ese recorrido y de ver el patio principal en donde Ana Bolena fue decapitada, terminamos la visita en donde me saqué esta hermosa panorámica.

La visita nos tomó alrededor de 2 horas y media, siendo que lo hicimos a paso ligero. Asique vayan con bastante tiempo disponible para recorrer.

Espero que les haya servido el relato para la planificación de su próximo viaje a Londres y no dejen de ir a la Torre.

XOXO,

Emilia