El pasado 17 de Noviembre fue mi cumpleaños número 37 y como venía de un año complejo y estresante en lo laboral, mi marido tuvo mejor la mejor idea del mundo, que fue regalarme un dia de Spa en el Hotel Meliá Plaza ubicado en el barrio porteño de Recoleta.

El regalo fue una semi sorporesa, y digo semi porque me dijo lo que tenía planeado pero nunca me dijo en que consistía ni donde era.

Así fue que cuando llegamos al lugar tuve la sensación de que no iba a defraudarme ya que el Hotel tiene una reputación favorable y claro es un Hotel 5 estrellas.

El hotel es cuasi un hotel Boutique ya que está emplazado en un edificio de estilo francés (de aquellos que son tan comunes en Recoleta).IMG 4833 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4834 e1544401040582 768x1024 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Al ingresar nos dirigimos a la recepción para decirle que teniamos una reserva en el Spa, y nos pidieron que subiéramos hasta el último piso.IMG 4831 e1544401413388 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Cuando llegamos nos encontramos con una mini recpeción en un ambiente pequeño y acogedor. Le informamos a la recepcionista que teníamos una reserva, y mi marido le presentó el voucher. Nos hicieron esperar unos 5 minutos y aproveché para explorar un poco.

El Spa se llama One Spa Boutique y googleando mientras esperábamos descubri que tiene un sitio web propio, independiente del hotel.

La recepcionista muy amable comenzó entonces a mostrarnos todas las instalaciones del lugar y a explicarnos como iba a ser el circuito. Iniciamos en el Relax Zone donde se encuentra el circuito de aguas y el vestuario para poder cambiarnos y colocarnos el traje de baño.IMG 4804 e1544402513524 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

El mismo era bastante pequeño, para no más de 2 personas al mismo tiempo pero calidamente decorado. Contaba con lockers, y todos los amenities necesarios para ducharse como jabón liquido, shampoo, acondicionador y secador de cabello; asi como también con bata, toalla y pantuflas.IMG 4799 e1544402585389 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4800 e1544402608359 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4803 e1544402629634 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Luego de cambiarnos iniciamos nuestro spa day: el primer paso era 1 hora libre en el circuito de aguas, y el mismo consistía en: jacuzzi con hidromasaje, ducha tropical, ducha escocesa y sauna seco.

Todo el circuito de aguas se encontraba dentro del Relax Room que además poseía unas reposeras para descanso, revistas para leer, frutas y aguas saborizadas para hidratarse.IMG 4792 e1544403038756 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4797 e1544403065252 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4795 e1544403100308 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4796 e1544403082704 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

El orden del circuito de aguas quedaba a nuestro libre albedrío, y fue asi que decidimos comenzar por el hidromasaje. El mismo tenía espacio suficiente para 2 personas por vez y se encontraba muy limpio y en muy buen estado.IMG 4793 e1544403223213 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Optamos por relajarnos allí unos 30 minutos, y luego pasamos por el sauna seco, que estaba extremadamente caliente.

Cuando salimos de allí decidimos pegarnos una ducha escocesa para bajar la temperatura del cuerpo e re hidratarnos con el agua saborizada muy rica que nos dejaron. Asi mostraba el circuito en un video que subi a mis historias de Instagram.

La ducha escocesa se encontraba adentro del vestuario.IMG 4801 e1544403709125 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Y la ducha Tropical justo al lado del sauna seco.IMG 4798 e1544403768429 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Unos 10 minutos antes de finalizada la hora, la recepcionista vino a avisarnos que estaba por cumplirse la hora para que podamos secarnos y cambiarnos la ropa. La idea era sacarnos el traje de baño y colocarnos la ropa interior para poder pasar a la sala de masajes.

Asi fue que con nuestra ropa interior y batas colocadas pasamos a la sala de masajes. El punto bajo fue que la misma se encontraba cruzando la recepción. El punto alto es que no había nadie en el spa salvo nosotros y el mismo contaba con dos salas diferentes en donde había un masajista hombre y una masajista mujer. IMG 4807 e1544404079897 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4805 e1544404099718 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Yo elegí pasar con la masajista mujer, sin embargo la misma llegó algo atrasada y tuve que esperarla algo asi de 10 minutos.

Pulgar abajo por la impuntualidad y sumado a eso, de tanto en tanto ella frenaba el masaje para leer y responder mensajes en su celular, algo que me pareció poco profesional.

Sacando esos dos detalles, el masaje fue muy bueno y valió 100% la pena. El mismo tuvo una duración de 90 minutos y era el llamado Head to Toe. Salí realmente relajada.

Luego de eso volvimos al vestuario. Mi marido decidió volver al sauna seco ya que la recepcionista no nos indicó nada y yo opté por volver a la ducha escocesa, ya que en la sala de jacuzzi había una huésped del hotel.

Me cambié, y luego me dirigí a la recepción ya que para finalizar la tarde nos iban a invitar con un té y una copa de espumante en el bar del hotel.

Mientras lo esperaba a mi marido, la recepcionista me comentó que suelen reservar para grupos no muy grandes por el espacio reducido que tienen y que nunca hay más de 1 grupo por vez. Los huéspedes del hotel pueden acceder al circuito aguas y al sauna de forma gratuita.

Eso me pareció que era un plus no solo del hotel sino para aquellas personas que quieren privacidad. Si bien es posible cruzarse con gente que está haciéndose masajes, el circuito de aguas siempre es privado y de 1 hora de duración.

A continuación la recepcionista nos acompañó hasta el bar del hotel, previo entregarme un pequeño perfume de presente.IMG 4808 e1544404941387 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

El bar del hotel, muy pequeño y elegante, se encontraba vacío.IMG 4829 e1544405050825 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4828 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresAllí nos ofrecieron té o café y una copa de espumante que podía ser Extra Brut o Rosé. Algo que no me gustó mucho ya que me pareció rara la combinación. En lo personal hubiese preferido o espumante con alguna tapa o té con algunos dulces.

Optamos por espumante rosé y té. El té que yo hubiese esperado de alguna marca premium y sin embargo vino un Green Hills 🙁IMG 4821 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4827 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos AiresIMG 4825 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

Nos quedamos unos 40 minutos bebiendo y disfrutando del bar. Y luego emprendimos la retirada no sin antes aprovechar para tomar algunas instantáneas del lobby del hotel que me encantó.IMG 4830 e1544401434411 1024x768 - El Spa del Hotel Meliá Plaza Recoleta en Buenos Aires

En conclusión: el objetivo del spa que es relajarse quedó cumplido en un 100%, los masajes fueron excelentes, me pareció fenomenal que el circuito de aguas fuera privado, las instalaciones están 10 puntos y la recepcionista fue súper simpática y amable.

La contra:  el servicio de bar hubiera esperado algo de mayor calidad y más coherente para un hotel de 5 estrellas, el poco profesionalismo de la masajista con la impuntualidad y con el celular, y para ser honesta creo que la duración del mismo se quedó algo corto con relación a lo contratado. La relación precio / calidad me pareció que quedó algo corto, pero sin embargo debo decir que el objetivo con el que fui, que era relajarme quedó cumplido y me fui muy contenta por eso.

Espero en el futuro poder volver a visitar algún otro spa en algún otro hotel de la ciudad para poder compararlos para el blog, y claro para poder relajarme 😛 .

XOXO,

 

Emilia